Uncategorized

CONDENADO MAYOR ESTEPA BECERRA Y SOLDADO PROFESIONAL POR LA EJECUCIÓN EXTRAJUDICIAL DE TRES JOVENES EN HACARÍ – NORTE DE SANTANDER  

Por: Equipo Jurídico Pueblos

Después de 10 años exigiendo justicia, las madres de RAFAEL ANDRÉS  y MAURICIO escucharon con atención al Juez proferir sentido de fallo condenatorio contra el comandante del pelotón que dirigió la patrulla que asesinó a sus hijos. Con el tecnicismo de las decisiones judiciales que dificulta su comprensión entendieron que algo de justicia y verdad se había obtenido; sin embargo, la tercera víctima aún no ha sido identificada y solo sabemos que fue un habitante de calle reconocido como “el caleño”.

El Juzgado III Penal del Circuito Especializado de Bucaramanga profirió sentido del fallo de carácter condenatorio en contra de los miembros del Ejército Nacional YEFRY DANILO CORONEL y el Mayor DANIEL FERNANDO ESTEPA BECERRA por los delitos de homicidio en persona protegida en concurso homogéneo y sucesivo, secuestro en concurso homogéneo y sucesivo, y absolutorio por el delito de concierto para delinquir agravado. Para los demás soldados profesionales procesados se dispuso la absolución de la totalidad de las conductas punibles acusadas.

Los hechos investigados ocurrieron el 25 de agosto de 2008, cuando los jóvenes RAFAEL ANDRÉS PLATA SÁNCHEZ de 18 años de edad, CARLOS MAURICIO NOVA VEGA de 20 años de edad y un tercero sin identificar fueron trasladados del Parque Centenario ubicado en el centro de Bucaramanga a Ocaña (Norte de Santander), para luego ser llevados hacia la vereda Islitas del municipio de Hacarí. Allí fueron asesinados por miembros del Ejército Nacional adscritos al Batallón de Infantería No. 15 General Santander y presentados como guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional -ELN- muertos en combate.

La información oficial impartida por el Ejército Nacional consistió en que las muertes se produjeron en cumplimiento de misión táctica ALCATRAZ al mando del teniente ESTEPA BECERRA (hoy mayor). La desaparición forzada y posterior asesinato de estas tres personas guardan relación con los casos de los jóvenes de Soacha; la misma estructura militar comanda por TAMAYO HOYOS; mismo reclutador ALEXANDER CARRETERO, -condenado por estos hechos- y las víctimas guardan una tipología similar que los convirtió  en personas vulnerables por su condición social.

El sentido del fallo dejó sentimientos encontrados por cuanto se cambió la calificación jurídica de desaparición forzada a secuestro; no se accedió a la petición del representante de víctimas de modificar el homicidio en persona protegida a homicidio agravado; y menos se accedió a tipificarlo como Crimen de Lesa Humanidad; igualmente se produjo cierta sensación de frustración al absolver al resto de soldados profesionales que conformaron el pelotón que asesinó a las tres víctimas escenificando el combate que jamás existió.

El sentido de fallo se produjo en medio de la presión mediática que se pretendió ejercer por medio del periódico El Tiempo, que unas horas antes de la audiencia publicó una noticia falsa que consignaba como titular “Reclutador de falsos positivos se retracta en caso contra militares” refiriéndose a esta investigación en concreto. Al respecto, el Juez de Conocimiento fue enfático en manifestar que no se aplica la figura de la retractación por cuanto al analizar en conjunto las tres declaraciones rendidas por ALEXANDER CARRETERO nunca se retractó sino por contrario narró con detalles la forma como las víctimas fueran trasladadas desde Bucaramanga para luego ser asesinadas por miembros del Ejército Nacional en una vereda del Catatumbo.

El 5 de septiembre de este año se fijó audiencia para lectura de sentencia. El Equipo Jurídico Pueblos, como representante de víctimas, apelará la decisión en los aspectos de disenso registrados anteriormente.

You may also like...